Comprobando que eres humano...

Haz clic en el primer resultado de Google de:
sistemabolsa.com


The Company Man - Crítica social de plataformas en Switch

¿Que levante la mano si nunca ha trabajado en una oficina? Nadie.

Bueno, una vez más: que levante la mano si nunca ha tenido que hacer malabarismos con compañeros serpientes, directores de oficinas dictatoriales y jefes para "venerar" en pleno estilo fantozziano, mientras intentan a toda costa defender su trabajo. Aquí, las manos serían miles. Y estos son los supuestos conceptuales absurdos, en un sentido positivo, de el hombre de la empresatítulo desarrollado y publicado por la casa de desarrollo independiente bosque, debutando en el mundo de los videojuegos con el mencionado título. ¿Seremos capaces de sobrevivir a la jungla de las grandes empresas?

No más charlas, aquí está la revisión de la versión. Cambiar De el hombre de la empresa.

Un camino cuesta arriba (empinado)

el hombre de la empresa es un juego de plataformas en dos dimensionescuya acción se desarrolla en scroll y en horizontal, obedeciendo a los clásicos atavíos del género Mario & Co. Como se ha dicho, los supuestos narrativos a las vicisitudes que viviremos son tan absurdos como geniales: vestiremos ropas “manchadas de café” de Jim, un retoño joven y desenfrenado que intenta ascender en las filas de una multinacional inmensa y en expansión. Lástima que llegar a la cima no será tan simple: nuestro desafortunado héroe, de hecho, tendrá que evitar a colegas con aliento de fuego o capaces de "nadar" (literalmente) en mares de papeles, y lidiar con gerentes de oficina o sectores. con "poderes" enormes.

Un incipit divertido e hilarante que, en cierto modo, colorea y da vida a toda la aventura aunque, a simple vista, entre pasantes lanzados como misiles o ancianos empleados con enormes amplificadores de fuego, no es tan difícil encontrar una crítica. ., puesto a modo de parodia, al sistema venenoso y pseudoesclavista que suele rondar en el seno de las enormes corporaciones transnacionales. Entonces, una risa pero también una (ligera) reflexión sobre el estado de las cosas: ¡felicitaciones a los desarrolladores por su inventiva! La genialidad de los desarrolladores a la hora de ambientar todo el juego sobre las temáticas mencionadas impregna prácticamente todos los campos y configura, de manera coherente, los aspectos clásicos que suelen surgir de los juegos de plataformas.

Selfman haciendo con ... golpes de teclado

Después de una introducción muy breve, nuestro buen Jim será degradado al último piso de la gran corporación, el atención al cliente: a partir de ahí, comenzará su ascenso hasta el rol de CEO, entre enemigos y acertijos absurdos y ambientales a resolver con sonidos de saltos y "e-mails" láser. el hombre de la empresa tiene un modo lúdico bastante sencillo: cada nivel, caracterizado por enemigos y fondos acordes con el departamento representado, nos verá saltando sobre plataformas rígidas o móviles, utilizando la providencial habilidad del protagonista para lanzar un tiro hacia adelante, mientras hacemos malabarismos con enemigos de varios poderes y apuntando directamente al final del nivel, donde nos espera una divertida (y generalmente desafiante) pelea de jefes. Nuestro "empleado-héroe", al principio, solo estará equipado con uno simple teclado de computadora que usará como espada para hacer malabarismos con enemigos y "rompecabezas". A medida que avancemos en los niveles (cada uno de los cuales irónicamente representará los clásicos "compartimentos" en los que se dividen las grandes empresas), no solo nos encontraremos frente a nuevos y más poderosos enemigos (siempre atrapados en la imaginación de las "figuras de oficina") pero también desbloquearemos nuevos y devastadores poderes, como el de poder enviar "multi-mail" (que, en el juego, dará como resultado una especie de escopeta).

Entre un nivel y otro, todos equipados con las clásicas zonas secretas que se encuentran, nuestro buen Jim podrá recuperar el aliento (y tomarse una buena taza de café, que actuará como punto de control en el juego) en el atrio de la compañia. El salón también actuará como una especie de "puesto de avanzada" donde gastar las monedas que los enemigos caídos nos darán amablemente. Por lo tanto, tendremos la opción de aumentar nuestros puntos de vida o potenciar ciertas habilidades que nos vendrán bien durante el duro ascenso en la jerarquía corporativa. En principio, para potenciar mejor a nuestro héroe, será necesario completar los niveles varias veces ya que, a fin de cuentas, nuestros contrincantes serán un poco tacaños con los "dindini": que no es más que un pequeño artificio para alargar la experiencia de juego. que, por el contrario y en función de la habilidad del jugador, podría concluirse definitivamente en un par de horas. Aunque sin duda es agradable y divertido, el hombre de la empresaa nivel puramente mecánico, se "limita" a llevar a cabo su cometido sin "atreverse" ni probar caminos alternativos: los fans del género de plataformas, probablemente, podrían encontrar el título un poco demasiado básico en su mecánica y sin ningún parpadeo. de personalidad que puede distinguirlo del enorme caldero de juegos similares que abarrotan el buque insignia nintendo. Por el contrario, también dado su bajo coste, el título podría ser un buen punto de partida para novatos o jugadores de la "vieja escuela", dado el nivel de desafío intermedio y las mecánicas "reducidas al hueso" que lo hacen bastante accesible desde el primer momento. primeros momentos.

"Hola, aquí departamento técnico"

Aunque no hace gritar un milagro por naturaleza, el hombre de la empresa sin duda es un "plus" total tanto a nivel artístico como mecánico. Un aplauso enorme a la genialidad de los desarrolladores al reinterpretar en clave "alegórica" ​​todas las distorsiones más clásicas que "viven" dentro de las grandes oficinas, capaces muchas veces incluso de hacernos reír algún sonido. Aquí, por ejemplo, las secciones dedicadas a la "atención al cliente" se llenarán de empleados perpetuamente ocupados al teléfono y encerrados en jaulas, en una especie de sótano similar a un vertedero. O, al mismo tiempo, el área dedicada a la contabilidad será un nivel "glacial" con enormes extensiones de monedas al fondo. La genialidad “reinterpretadora” también invadirá el diseño general de los enemigos y, en especial, de los jefes, que nos azotarán con larguísimos cables telefónicos o nos lanzarán misiles hechos con hojas de papel o… empleados.

El buen trabajo realizado a nivel artístico se reconfirma plenamente también a nivel técnico: la premisa es una sustancial "simplicidad" técnica del título, el hombre de la empresa funcionará bien en Cambiar ambos en modo portátil que atracado. Durante la prueba, no se experimentaron errores ni ralentizaciones en el rendimiento como para ser dignos de mención: el juego se ejecutará sin problemas y sin cuellos de botella de ningún tipo.

En conclusión ...

Un poco de sátira, un poco de crítica: el hombre de la empresa es una condensación de hilarantes situaciones grotescas y un espejo demasiado realista de lo que es hacer malabarismos con escritorios y colegas “venenosos” en grandes oficinas multinacionales. En general, el título se promociona con una nota excelente, aunque por su brillante desempeño artístico, y se le añade luego un apartado más exquisitamente lúdico, no especialmente "extenuante". En general, un buen producto y un buen pasatiempo para los amantes del género.

Entradas Relacionadas

Subir

Utilizamos cookies para mejorar tu experiencia como usuario. Mas info