Comprobando que eres humano...

Haz clic en el primer resultado de Google de:
sistemabolsa.com


Heavenly Bodies - En el espacio, todo es complicado

Cuerpos celestiales forma parte de ese círculo de títulos que se encuentran en el límite entre el experimento y el videojuego real. En este caso podemos decir, sin duda, que los chicos de Interactivo de 2 puntos han sabido bordar una buena serie de escenarios en torno a su idea, que ofrecen la suficiente variedad como para sacarlo, con decisión, de las filas de los juegos experimentales y garantizar diversión de calidad aunque, por desgracia, efímera.

Te lo contamos en nuestra reseña: ¡feliz lectura!

No se vive solo de trama...

la trama en Cuerpos celestiales prácticamente no es nada, por lo tanto, para aquellos que habían mirado el tema de la ciencia ficción y esperaban una intrigante historia de ciencia ficción, nada que hacer. En última instancia, sin embargo, dada la naturaleza del juego, no lo extrañas demasiado. El jugador se inyecta desde los primeros minutos a los mandos de un cosmonauta (o dos, como veremos) ubicado en una estación espacial no especificada. Aquí, en aprox. Se requieren cinco horas de juego para completar el juego., se suceden una serie de siete escenarios diferentes, donde es necesario realizar algunas tareas bien definidas, que van desde la perforación de minerales en asteroides remotos hasta la limpieza del generador de energía. La peculiaridad del título es en realidad el sistema de control del personaje principal, completamente basado en la física: cada acción de nuestro héroe se lleva a cabo en condiciones de ingravidez y depende completamente del uso de sus extremidades superiores.

Joypad en mano, aquí nos atreveríamos a decir prácticamente indispensable, las dos palancas permiten gobernar el giro de los respectivos brazos y la inferior dispara el agarre de las manos. Los gatillos superiores en cambio sirven para enroscar las piernas, limitados a este movimiento y útiles para darse poderosos empujones perpendiculares. Aunque el juego es básicamente un 2.5D el personaje no puede girar sobre sí mismo y siempre permanecerá orientado de frente a la cámara, esto también para facilitar el uso de los brazos -la gravedad o, mejor dicho, su ausencia-, por lo tanto se convierte en el único enemigo real. de Cuerpos celestiales.

¡Sin gravedad, nada es simple!

Tal y como se concibió el sistema de control, poder articular correctamente los movimientos para realizar acciones sencillas como pulsar un botón es una auténtica empresa que requiere una gran coordinación de las manos. Es una de esas ideas que se aman o se odian: objetivamente, sin embargo, es un concepto innovador implementado con habilidad, que personalmente hemos apreciado. Para ofrecer desafíos de diferentes niveles, se ha introducido a ben. tres modos de juego, de lo más difícil a lo más fácil, según el nivel de realismo. Para los puristas hay newtoniano, el más difícil, donde se respeta la física: el cuerpo de nuestro avatar flota en el vacío y sin un agarre o una fuerza externa es totalmente impotente. Ahí Clásico, el original y recomendado, que modifica ligeramente las leyes de la física y ofrece un nivel de control similar al del movimiento en un fluido: moviendo los brazos del personaje es posible darse pequeños impulsos y orientar su cuerpo. Finalmente está el asistido, que te permite tener siempre algún tipo de propulsión disponible, simplemente orientando los brazos en una dirección. En última instancia, como es de esperar, el Clásico es sin duda el más divertido, porque ofrece un nivel intermedio de desafío, ni demasiado difícil ni demasiado fácil.

Hermanos cosmonautas en el espacio.

Antes de mencionar a un segundo astronauta, bueno, toda la aventura se puede compartir con un amigo gracias al sofá cooperativo, implementado aquí con gran habilidad. La presencia de un segundo jugador aumenta exponencialmente la diversión, pues se requiere cierta coordinación entre ambos y no es raro cometer errores torpes que frustran minutos de preparación, tal vez proyectando preciadas herramientas a metros de distancia o los propios astronautas en el vacío del espacio. ! Aparte de esta última eventualidad en realidad no hay enemigos ni caminos de muerte, en Cuerpos celestiales lo peor que puede pasar es tener que reiniciar desde el punto de control anterior porque quizás pierdas de vista un objeto necesario para la continuación. Las actividades a realizar incluyen pulsar botones, palancas, manejar herramientas más o menos complejas, pilotar brazos mecánicos e incluso cápsulas espaciales. Estos últimos, lamentablemente solo disponibles en una de las siete misiones, representan sin duda el elemento más divertido de este divertido juego de rompecabezas y también una demostración del gran potencial del motor implementado; es una pena que no hayan sido explotados más a fondo. En general, a pesar del impacto inicial, finalmente encontramos el sistema de control bien calibrado y muy estimulante.

Sector técnico

Desarrollado con Unidad, Cuerpos celestiales Ofrece gráficos falsos en 2D muy limpios, muy realistas y esporádicamente espectaculares. Los efectos de iluminación y todos los elementos del paisaje están muy bien cuidados y detallados, el trabajo realizado por el pequeño equipo americano es sencillamente perfecto. No hay NPC u otros seres vivos, por lo que, de hecho, no hay un sector de animación: solo está el protagonista y posiblemente su compañero. Apreciamos mucho el departamento de audio gracias a la música ambiental electrónica de fondo, que recuerda a películas de ciencia ficción como Sol de John Murphy - muy bueno de verdad. No encontramos errores ni manchas durante nuestras sesiones, mientras que todo el juego está traducido a un excelente italiano.

En conclusión ...

Cuerpos celestiales

es uno de esos títulos curiosos, intrigantes, que a primera vista pueden parecer sin sentido, pero cuyo propósito es ofrecer un desafío inteligente sin tener que acoplar necesariamente a otros cristianos (ver también Tin Can Simulator). Los escenarios y actividades propuestos, aunque ofrecidos en cantidades limitadas, son todos muy interesantes y logran mantener el interés alto hasta el final, mientras el pobre protagonista camina penosamente entre las desoladas paredes metálicas de la estación. El verdadero defecto de este título es solo uno: termina demasiado pronto - nos hubiera gustado ver más explotado el gran potencial que ofrece el motor físico creado por los chicos de Interactivo de 2 puntos.

Entradas Relacionadas

Subir

Utilizamos cookies para mejorar tu experiencia como usuario. Mas info