Faraday Protocol - Reseña del indie “made in Italy” de Red Koi Box

¿El pastel era una mentira?

El éxito creado por la inolvidable saga de Portal, todavía resuena en la mente de los jugadores un poco más "viejos". Y, para hacer eco, no es solo el humor loco e ingenioso detrás de la obra maestra de Válvula, pero también y sobre todo el "modo lúdico" que inauguró la saga de puzles hace ya casi 15 años. Pero, aquí, no hablaremos de Portalsino más bien un producto en cierto modo similar a la joya Válvulaaunque con sus evidentes peculiaridades: estamos hablando de Protocolo de Faradaydesarrollado por la empresa italiana Caja Koi Roja y publicado por Cubierta 13. Un título independiente e desarrollado por un equipo de solo 5 unidadespero que ya da muestras de lo que podría ser, en todos los sentidos y si se respeta, eventualmente, una hoja de ruta sostenida y encaminada a la evolución, el inicio de una saga que podría opinar en una novedad del sector muchas veces árida y que sobrevive gracias a el "estatus legendario" de (pocos) títulos pasados.

Pero no más charlas, aquí está la reseña de Protocolo de Faraday en su versión Vapor!

Entre ziqqurat y tecnología ultrafuturista

Protocolo de Faraday es un juego con vista en primera personacompletamente dedicado a resolver diferentes acertijos físicos y lógicos. Como ya se dijo en las palabras iniciales, el título recuerda conceptualmente el modus dei rompecabezasinaugurado por Portal hace varios años aunque con una clave marcadamente personal, no sólo técnica sino también y sobre todo artística. La primera, auténtica novedad para un sector que suele ver producciones que se extienden ad libitum exclusivamente en presentar a los jugadores puzles cada vez más complicados, producto de Caja Koi Roja también pone un fuerte énfasis en el componente narrativo más exquisitamente: en concreto, en el título jugaremos el papel de Raug Zeekona arqueólogo interestelar perteneciente a una raza alienígena no especificada (al menos al principio) y tecnológicamente avanzada. Como aprenderemos desde el principio, nuestro alter-ego, siguiendo una misteriosa señal proveniente de un sistema solar desconocido, se encontrará a pesar de sí mismo en un entorno inexplorado con fuertes y dominantes incógnitas. Una vez dados los primeros pasos, seremos recibidos casi de inmediato por una inteligencia artificial que, sin demasiadas bromas, nos invitará a profundizar en Opinionuna estructura que pronto resultará ser una especie de "Campo de entrenamiento"compuesto de rompecabezas y acertijos de diferentes tipos, que pondrán a prueba nuestras habilidades de razonamiento y lógica.

A partir de ahí, la historia evolucionará de forma un tanto impredecible, tocando máximos temas sobre la vida, la muerte y la evolución de las especies. Un serio punto de inflexión, como decíamos, casi inescrutable y que, en cualquier caso, seguro que resultará un añadido oportuno e interesante. Cabe señalar que, a pesar de la adición apreciable, vale la pena Protocolo de Faraday sui generis en comparación con el estándar del segmento de los videojuegos, la trama tendrá algunos de todos modos presentes. Partiendo de la cadencia narrativa, extremadamente enrarecida para los primeros niveles y que luego se acelera repentinamente, alcanzando en pocos niveles el clímax narrativo que conducirá, al final de una campaña que durará aproximadamente diez horas, incluso a un "o casi todo". -Elección envolvente, que revelará una realidad dramáticamente oscura que pretende esconderse detrás de los diversos enigmas a los que nos enfrentaremos. Una opción narrativa valiosa pero que podría resultar, en su atípica segmentación, no suficientemente estimulante para algunos, dado que, sustancialmente, los enigmas a los que nos enfrentaremos están relativamente relacionados con la trama narrativa en curso. Una cuestión que, sin embargo, si tenemos en cuenta factores objetivos como un presupuesto de producción limitado y un equipo de tan solo 5 elementos, deja algo de tiempo que encuentra y que, precisamente, precisamente por estos motivos potencia el compromiso y la vigencia del trabajo propuesto por el equipo italiano.

Energías naranjas, energías azules

Naturalmente, el eje de la experiencia lúdica se centrará en resolver puzles cada vez más complejos, mientras iremos recorriendo una tras otra las salas que componen la inmensa estructura. En general, todo el leitmotiv de los movimientos lúdicos del juego se centrará en el uso de dos tipos de energías, cromáticamente distintas en "Naranja" y "Azul", que se pueden usar con un arma especial de alta tecnología, la Herramienta Blanca. , capaces de canalizar las energías antes mencionadas en puntos específicos, generalmente vinculados a estructuras ad hoc, estáticas o móviles, ubicadas en las paredes o en el suelo. La primera forma de energía, en general, actuará como una fuente capaz de mover entretejidos complejos compuestos por líneas de estilo eléctrico, que activarán y desactivarán interruptores, paneles y plataformas. El segundo, en cambio, tenderá a actuar como conector y servirá, de hecho, para unir dos mecanismos “distantes”, permitiendo el paso de energía o, en algunos casos, el control directo de botones, plataformas, etc.

Las numerosas salas del enorme ziqqurat, como era de esperar, se irán llenando poco a poco no sólo de enigmas progresivamente más complicados sino, incluso, no sólo de secretos (de hecho, será posible recoger 18 coleccionables, bien escondidos en los niveles) sino también con “pistas muertas” y “trampas” destinadas a “distraernos” del enigma principal a resolver. En general, al agregar a la "sopa" una serie de acertijos extra que, en varias formas, implicarán presionar botones específicos para crear secuencias de imágenes igualmente específicas, los mecanismos que mueven el complejo sistema de acertijos terminan aquí. Y, aunque los conceptos básicos son en realidad pocos, es bueno subrayar el excelente trabajo realizado por los desarrolladores al tratar de encontrar formas siempre nuevas e innovadoras de mezclar los diversos arquetipos de rompecabezas, aunque, como suele suceder con los representantes del género una vez. entiendes los conceptos de fondos, después de un tiempo resolver algunos acertijos será básicamente un proceso casi automático. Por tanto, una experiencia compleja que requerirá una buena dosis de paciencia y razonamiento, aunque nunca llegue a límites excesivamente abstrusos y complicados para el usuario. Protocolo de Faraday, a todos los efectos, puede considerarse no sólo un excelente exponente, en su conjunto, del sector, sino también y sobre todo uno de los mejores títulos, por accesibilidad, dada su cadencia muy relajada, e inteligencia de diseño, también teniendo en cuenta la sencillez de los comandos que vamos a utilizar. En definitiva, un buen punto de acceso para aquellos que deseen probar suerte, por primera vez, en el arduo mundo de los juegos de puzles.

Técnicas de supervivencia (lógica)

Desde un punto de vista puramente técnico, Protocolo de Faraday es sin duda una obra valiosa: partiendo del diseño artístico general, orientado hacia una mezcla muy particular de ultratecnología, el art déco de principios del siglo XX que hace un guiño, como era canon en la época, a las representaciones y al arte egipcio antiguo, hasta la esencia más concretamente computacional, que ve el título de Caja Koy Roja alcanzar niveles elevados si es obviamente acorde con el presupuesto y la mano de obra detrás del proyecto. Generalmente, durante la experiencia de juego siempre tendrás la clara sensación de estar en una inmensa tumba egipcia mezclada con abstrusos y muy avanzados mecanismos tecnológicos. Una mezcla que, visualmente, queda bien ensamblada y nunca se fuerza. Además, especialmente en los tramos finales, la estética del título se volcará hacia diseños y geometrías más frías y robóticas, también en línea con la evolución general de la narrativa. Dicho esto, visualmente, a pesar del gran trabajo realizado sobre todo en cuanto a originalidad, pronto se notará una lógica o casi "unidireccional" constante de texturas y colores (básicamente negro y dorado) que caracterizará a la gran mayoría de los habitaciones de las que estará compuesto el ziqqurat (excepto, como ya se ha especificado, para los niveles finales que tomarán colores más oscuros y fríos).

Desde un punto de vista puramente técnico, Protocolo de Faraday es un buen producto que, también gracias a su naturaleza mecánicamente "simple", devolverá una experiencia de juego fluida prácticamente sin errores o imperfecciones notables o que exacerben negativamente el juego. El título se probó con dos máquinas, una con una configuración intermedia y otra con una configuración de gama alta: en ambos casos, incluso en las resoluciones más altas, el juego funcionó bien, mostrando algunas pequeñas ralentizaciones en el ordenador personal nivel medio, exclusivamente aumentando la resolución de full HD a 2K, solo en las salas más grandes y detalladas. Un problema que ha desaparecido por completo al jugar con la buena cantidad de opciones técnico-gráficas disponibles. Por último, pero no necesariamente, el área de sonido: a pesar de una buena calidad general, dadas las condiciones que se pueden experimentar principalmente en lo que respecta a la recitación de voz de los diálogos, el sector de audio en general será de buena calidad aunque bastante enrarecido y, en la mayoría de los casos, consistente principalmente en unos pocos efectos mecánicos y algunos trazos breves, básicamente de Ambient electrónico, para "subrayar" fases del juego con alto "dramatismo" o cruciales para el desarrollo de la trama.

En conclusión ...

Protocolo de Faraday es un excelente juego de rompecabezas, creado por un pequeño equipo italiano independiente, que tiene lo que se necesita para ser el tono "el" tono para el lanzamiento de una sólida saga de juegos de rompecabezas: a pesar de algunas limitaciones, debido más a la falta de recursos objetivos y ciertamente no artístico/técnico, el título ofrece una experiencia en definitiva completa, con puzles difíciles pero no excesivos, una ambientación original y bien pensada y una historia que, en definitiva, actúa como un buen motor para la continuación de la aventura. Todo ello, por supuesto, a un precio más que asequible. Un título recomendado no solo a los aficionados, sino también y sobre todo a aquellos que se iban a acercar al género por primera vez.

Entradas Relacionadas

Subir

Utilizamos cookies para mejorar tu experiencia como usuario. Mas info